I'm The Mocker

Si le quieres, díselo.

O dítelo al menos a ti mismo. Es importante saber a quien quieres.

Qué obvio, claro.  Pero yo he caído ahora, al caer en los treinta, porque hay años en que lo opuesto parece lo más coherente. Enterrar sentimientos, dejarlos pasar o simplemente, madurar. Todos acumulamos demasiadas personas y experiencias. La mayoría enriquecedoras pero pasajeras, otras, en cambio, únicas e ilimitadas en el tiempo, no importa lo breve que haya sido el encuentro. Aquellos que nos hacen sentir así, deberían saberlo. Algunos formarán parte de tu cotidianidad y otros habrán durado un suspiro. Personas que te acompañan en tu rutina o que cruzaron una milésima de segundo tu camino, cambiándolo para siempre. Algunos, los más dolorosos, habrán sido almas gemelas que ya no tienes a tu lado, aunque les pienses cada día. Algunos enriquecerán tu existencia a menudo, y tendrás suerte, otros lo harán sin estar presentes, a través de la huella que han dejado y que lejos de borrarse evoluciona contigo.

Si le quieres, dítelo.

Claro que lo habitual es esperar la catarsis, la ruptura dramática en el curso habitual de nuestras rutinas para lanzarnos a reconocer que todavía echamos de menos a esa persona, aunque ya nunca nos llamemos. A la mierda con eso. No deberíamos esperar a tener un cáncer para atrevernos a reconocer quien es importante y quien no. A quien nos vamos a llevar con nosotros y quien se queda aquí. Si le quieres, díselo. Aunque sea bajito.

Claro que hay que ser cauto con las pasiones recientes. No se trata de dar rienda suelta a la excitación desordenada que pueden provocar ciertas personas cuando recién aterrizan en nuestra vida. Si aun no le has echado de menos, no sabes si le quieres. Y echar de menos no significa pasar tres días sin mensajes de whatsApp.

Claro que, yo qué sé, una mañana te levantas y necesitas hacer una llamada que al final no harás. Y sientes una enorme pereza por tener que esperar a que algo explote para al fin atreverte a llamar a la gente que quieres y que no lo saben (¿y si no lo saben?). Y ya te da igual saber si ellos también piensan en ti, si también te quieren o no se acuerdan. Te da igual porque todas las estrategias, el cinismo y el orgullo que tenías hace unos años ya no están. Ya no hay sitio para ellos y no les echas de menos en absoluto. Sólo echas de menos querer, y poder decirlo.

"En la modernidad líquida las identidades son semejantes a una costra volcánica que se endurece, vuelve a fundirse y cambia constantemente de forma. Parecen estables desde un punto de vista externo, pero al ser miradas por el propio sujeto aparece la fragilidad y el desgarro constante”.
Zygmunt Bauman

"En la modernidad líquida las identidades son semejantes a una costra volcánica que se endurece, vuelve a fundirse y cambia constantemente de forma. Parecen estables desde un punto de vista externo, pero al ser miradas por el propio sujeto aparece la fragilidad y el desgarro constante”.

Zygmunt Bauman

"La exégesis pretende limitar la acción del juez, ya que tras la revolución francesa se considera que todos los hombres son iguales. El juez en la monarquía era un instrumento importante de poder, por lo tanto estaba en la capacidad de interpretar las normas a su gusto. Desde la revolución francesa, y a través de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, se considera que la ley es la emanación de la voluntad general (concepto de Rousseau). Dada la igualdad de los individuos, el juez no debía interpretar la ley pues esto sería darle más importancia a la voluntad particular del juez sobre la voluntad general”.

"La exégesis pretende limitar la acción del juez, ya que tras la revolución francesa se considera que todos los hombres son iguales. El juez en la monarquía era un instrumento importante de poder, por lo tanto estaba en la capacidad de interpretar las normas a su gusto. Desde la revolución francesa, y a través de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, se considera que la ley es la emanación de la voluntad general (concepto de Rousseau). Dada la igualdad de los individuos, el juez no debía interpretar la ley pues esto sería darle más importancia a la voluntad particular del juez sobre la voluntad general”.

"The highest activity a human being can attain is learning for understanding, because to understand is to be free.” 
-Spinoza (1632-1677)

I believe in restless hunger
I believe in red balloons
I believe in private thunder
In the end I do believe

I believe in inspiration
I believe in lightning bugs
I believe in slow creation
In the end I do believe

I believe in ink on paper
I believe in lips on ears
I believe what’s shared is savored
In the end I do believe

I believe in work on Sundays
I believe in raising barns
I believe in wasting Mondays
In the end I do believe

I believe in intuition
I believe in being wrong
I believe in contradiction
In the end I do believe

I believe in living smitten
I believe all hearts will mend
I believe our book is written
By our company of friends.

FOGAR É ONDE HABITA O CORAZÓN.

Baby, I didn’t hear a word I was somewhere elseIn another worldAnd it’s hard for me to understandThe rules they makeI can’t read the planAnd I don’t play the game  I’m not a liarBut I can sing the song of her desire

Baby, I didn’t hear a word 
I was somewhere else
In another world
And it’s hard for me to understand
The rules they make
I can’t read the plan

And I don’t play the game  
I’m not a liar
But I can sing the song of her desire

'Despertarte y que la gente de tu cabeza esté quieta es una de las mejores sensaciones, junto con la de pagar con el dinero exacto y la de escapar de la lluvia por poco'.

Lolito. Ben Brooks

'A veces, un solo ser nos falta y todo nos parece despoblado'.
Alphonse De Lamartine

'A veces, un solo ser nos falta y todo nos parece despoblado'.

Alphonse De Lamartine